El viaje que hemos realizado a Uzbekistán nos ha proporcionado multitud de experiencias y  quiero empezar hablando de sus gentes.

Los Uzbekos son amables, en todo momento te sonríen e intentan hacer tu estancia en su país lo mas agradable posible.

Uzbekistán está invirtiendo esfuerzos en modernizarse (carreteras, trenes, aeropuertos,…), el turismo también es muy importantes para ellos y lo cuidan mucho.

Cuando vas paseando por las calles de sus ciudades, la gente te para y reclama hacerse una foto o preguntarte “¿de donde eres?”.

Aunque el país es laico, la religión mayoritaria es la musulmana, pero al haber estado muchos años bajo el gobierno de Rusia, la vida diaria no es igual que en otros países musulmanes. Las mujeres visten, en general, de la forma tradicional uzbeka y sólo algunas van vestidas de la forma tradicional musulmana. Las mujeres tienen prohibido llevar la cara tapada y en las grandes ciudades la forma mayoritaria de vestir es como en cualquier país europeo.